Ingrese sus datos para entrar
 
USUARIO
CONTRASEÑA
Regístrese a nuestro boletín y reciba las novedades del CEJA
Nombre: Email:
 
 
Publicaciones



    Entrevista con la Dra. Ma. del Carmen Carmona Lara, del Instituto de Investigaciones Jurdicas de la UNAM
 


Por Maria Elena Mesta Fernndez

PREGUNTA: Doctora, En su opinin cules son los avances ms representativos de la legislacin ambiental en Mxico? y Qu aportaciones en concreto se derivan de las recientes reformas a la legislacin sectorial de relevancia ambiental tales como la Ley General de Vida Silvestre, la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, la Ley General para el Manejo y Gestin Integral de Residuos, y la Ley de Aguas?

Los avances ms representativos de la legislacin ambiental en Mxico, tienen que ver con su propia existencia, es decir, desde que surge la primera ley federal en materia de prevencin y control de la contaminacin en 1971, hasta las reformas ms recientes como las de la Ley de Aguas en abril del presente ao, o el Reglamento para el Registro e transferencia de contaminantes publicado en el Diario Oficial el 3 de junio, la creacin de la regulacin y normatividad ambiental ha sido el origen de lo que ahora entendemos como Derecho Ambiental en Mxico.

Podemos decir que ha sido el legislador y los que han presentado las iniciativas de ley, quienes han detonado la formacin del Derecho Ambiental Mexicano y en este sentido se ha dado un fenmeno muy interesante. A diferencia de otras disciplinas jurdicas, en el caso ambiental, las demandas de la sociedad, as como los estudios y las teoras de los cientficos, las soluciones y metodologas para resolver los problemas que ellos plantean, han sido fuente para la creacin y desenvolvimiento del Derecho Ambiental en nuestro pas. La doctrina, la ciencia y la realidad, (que podramos equiparar a la fuente del Derecho denominada “costumbre”) por llamar de alguna manera a la forma en que se perciben por la sociedad los problemas ambientales y como se organiza para enfrentarlos, son los grandes ejes de formacin del Derecho Ambiental en Mxico.

Yo no puedo concebir al Derecho Ambiental, sin estos dos grandes pilares, la ciencia con el avance tecnolgico que lleva aparejado y las formas de expresin de la sociedad, desde sus formas de organizacin, hasta sus expresiones artsticas y culturales. Sin ciencia y organizacin social, hubiera sido imposible plantear posibles soluciones legales que adems de tener el sustento tcnico tuvieran la base social para poder ser puestas en marcha. Hay que recordar que el objeto del Derecho es regular conductas de personas que individualmente consideradas y sumadas en intereses comunes en sus relaciones, tanto personales, como sociales y en el caso que nos ocupa con su entorno.

Quiero comprobar esta reflexin, rindiendo un homenaje al Dr. Ral Braes Ballesteros, mi querido maestro, quien en 1987, propuso dentro de su Manual de Derecho Ambiental Mexicano, publicado por la Fundacin Universo Veintiuno, la Agenda Ambiental Legislativa, que iniciaba con la necesidad de la reforma a la Constitucin, para incorporar el esquema de competencias ambientales en las que la Federacin, las Entidades Federativas y los Municipios a partir de facultades concurrentes, garantizaran la aplicacin de los principios constitucionales, en materia de prevencin y combate a la contaminacin (Art 73 F. XVI base 4.), la restauracin y preservacin del equilibrio ecolgico (Art 27), el derecho a la proteccin de la salud (Art. 4.) y de establecer modalidades a la actividad productiva por razones de conservacin y proteccin al ambiente. Esta reforma a la Constitucin se dio a los artculos 27 y 73 incorporando una nueva fraccin la XXIX - G. el 10 de agosto de 1987. La propuesta doctrinaria del Dr. Braes, es ahora la Ley General del Equilibrio Ecolgico y la Proteccin al Ambiente, aprobada en 1987, publicada y puesta en vigor en 1988.

Aos ms tarde y ante un importante evento en la vida nacional, las negociaciones y entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte, la legislacin en materia de regulacin de los recursos naturales del pas, se reform en 1992. Recuerdo que muchos fueron los que objetaron este proceso de reformas, en especial la reforma al Artculo 27 de la Constitucin, las razones que se daban en contra eran en el sentido de que, los bienes nacionales, considerados adems como comunes, agua, bosques, flora y fauna silvestre, recursos pesqueros, mineros, entraban al mercado del libre comercio, las reglas para su aprovechamiento y destino cambiaron, y esto por supuesto tuvo consecuencias ambientales. En este periodo las nuevas leyes de pesca, agraria, minas, aguas, urbana, tuvieron que dar sustento a esta nueva forma de ver a nuestros recursos naturales, que tal y como la constitucin nos dice son nuestra riqueza.

Pero a partir del libre comercio, los recursos naturales con reglas e instituciones nuevas, ponan en serio riesgo los principios de nuestra Constitucin en esta materia. Fueron las reformas a la Ley General del Equilibrio Ecolgico y la Proteccin al Ambiente de 1996, las que impidieron que el nuevo esquema impactara de manera negativa a nuestro entorno.

En este proceso la participacin de la sociedad fue fundamental, ya que fueron los grupos sociales, de diferentes sectores quienes estuvieron presentes en los trabajos para el anlisis de las propuestas de reformas, y obviamente tambin participaron grupos de investigadores, acadmicos y cientficos que en las ramas de su especialidad hicieron importantes aportes a las propuestas. Este proceso fue tan importante que se encuentra totalmente documentado, cosa rara en nuestro pas, tanto en publicaciones de la Cmara de Diputados como de la propia PROFEPA, Tesis doctorales como la del Dr. Antonio Azuela de la Cueva, actores fundamentales en este proceso.

Siguiendo con su pregunta, sobre las aportaciones que se derivan de las recientes reformas a la legislacin sectorial de relevancia ambiental tales como la Ley General de Vida Silvestre, la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, la Ley General para el Manejo y Gestin Integral de Residuos, y la Ley de Aguas, creo que es necesario comentar un fenmeno que se ha dado en la evolucin de la legislacin ambiental mexicana, me refiero a que estamos como cuando iniciamos, un poco en el efecto del eterno retorno.

Por que digo esto. Cuando en los aos setenta se da la primera Ley, que adems era obviamente federal, por el centralismo que ha caracterizado al denominado federalismo nacional, la regulacin estaba dispersa, haba una Cdigo Sanitario que se aplicaba, la Ley de Aguas, la Ley Forestal, la Ley de Caza y la de Pesca, sus reglamentos y una serie de disposiciones que se empezaron a emitir para solucionar la contaminacin hidrulica, atmosfrica, el ruido, pero no exista un concepto integrador, ni una Ley Marco que guiara la actuacin del gobierno en un tema eminentemente pblico y por ende poltico. En los aos ochenta la Ley General del Equilibrio Ecolgico y la Proteccin al Ambiente, cambi esta situacin.

En los aos noventa, el fenmeno fue tener un esquema unificado en el que la Ley General del Equilibrio Ecolgico y la Proteccin al Ambiente fue la base fundamental, tanto a nivel federal, estatal y municipal. No quiero llamarle codificacin, ya que recordando al Dr. Braes a la Ley ambiental le faltaba precisamente integrar a toda la legislacin en materia de recursos naturales, tal y como el lo haba logrado en el caso colombiano.

Sin embargo, a finales de la dcada pasada y en la presente, se inicia un proceso de Leyes que se derivan de la Ley General del Equilibrio Ecolgico y la Proteccin al Ambiente, al que algunos consideran un desmembramiento y por ende una nueva forma de dispersin.

Siguiendo a mi querido Martn Daz y Daz, en: El aprovechamiento de los recursos naturales. Hacia un nuevo discurso patrimonial. “La proteccin de los componentes medioambientales se organiza desde las leyes de la materia y se concibe generalmente como un conjunto de polticas publicas y de instrumentos de control que se despliegan para hacer posibles las primeras. Las leyes ambientales se organizan en torno a una ley marco o Ley general que le sirve de referencia y que articula como ndulo bsico la unidad el sistema. La ley-marco establece, al mismo tiempo, las directrices normativas para la accin de los poderes federales”.

Es decir pasamos de la pirmide (kelseniana) a la red legal. Y de nuevo apoyndome en Martn Daz y Daz “quiere decir que la legislacin sectorial, como la hidrulica, pesquera, forestal o de vida silvestre, continua vigente, slo que condicionada por las normas generales de la Ley ambiental”.

Cabe aclarar que estoy describiendo el fenmeno, no calificndolo, ya que para mi si este proceso se hace a partir de un esquema sistmico, la base del sistema es la Ley General del Equilibrio Ecolgico y la Proteccin al Ambiente y las dems son subsistemas de la misma, en las que tanto la poltica ambiental y sus instrumentos brindan el soporte para funcionamiento del sistema general y apoyan a los otros subsistemas, aunque me queda claro que las inconsistencias del sistema general, se hacen patentes a la hora de poner en funcionamiento a los subsistemas.

Las inconsistencias y vacos de la Ley marco en el caso ambiental son las que tienen como objeto su puesta en funcionamiento, es decir, la parte procedimental o adjetiva que es la que hace efectivo el cumplimiento de los preceptos contenidos en la ley y por ello no puedo contestar la pregunta que me haces respecto a las aportaciones de estas leyes ya que para m son parte de un proceso sistmico que debe fortalecerse, para que los mecanismos de acceso a la justicia, entendiendo a sta como la forma en que se pone en funcionamiento a la ley, permitan que se respeten y garanticen los derechos y las formas de tutela de los elementos medioambientales.

Estas leyes no aportarn nada, en tanto no se reestructure el sistema de justicia ambiental, a partir del fortalecimiento de los procedimientos, constitucionales, administrativos, penales y civiles, hasta entonces y lo veo muy lejano y difcil en Mxico, podemos decir que aportarn algo.

Y por que soy pesimista en esta materia, pues porque no veo el mismo fenmeno que en la evolucin del Derecho Ambiental que he reseado brevemente en el Derecho Administrativo, el Derecho Procesal, el Derecho Civil o el Derecho Penal por tan slo citar algunas disciplinas que estn rezagadas en su estudio y evolucin para poder ser apoyo para las leyes ambientales. Siguiendo el esquema sistmico, se requiere de fortalecer al sistema jurdico en general, si no slo sern tal y como lo han sido parches que adems estn mal pegados.

PREGUNTA En su opinin existe una agenda legislativa adecuada que priorice sobre los grandes problemas ambientales que vive el pas? Como se puede apreciar en la anterior respuesta, para mi la agenda legislativa ha sido reactiva, en un primer periodo, a las aportaciones doctrinarias debido a que no exista una clara visin de los problemas ambientales y su magnitud. En un segundo periodo se reaccion ante incipientes formas de participacin pblica, que se evidenciaron en las reformas de 1996 y actualmente, como tercer periodo, a las iniciativas que presentan podemos decir que se estn emitiendo sin ton, ni son, y hablo de las iniciativas tanto del legislativo como del ejecutivo.

Digo sin ton, ni son, ya que existen cerca de trescientas iniciativas de reformas slo a Ley General del Equilibrio Ecolgico y la Proteccin al Ambiente, ninguna ha sido elaborada a partir de anlisis de la eficacia de la norma que se pretende reformar, nunca se hacen con base en estudios jurdicos que permitan un anlisis para evitar su falta de constitucionalidad, de congruencia, duplicidad y contradicciones, aunque en Teora y Ley, este trabajo se supone que se hace al interior de los jurdicos de las dependencias del ejecutivo y de las Comisiones legislativas.

Creo que hay mucho por hacer, primero una agenda legislativa, pero que surja de dos grandes motivaciones, la experiencia de la aplicacin de la Ley y las demandas de la sociedad. Para poder elaborar una agenda legislativa ambiental es necesario que se realicen estudios jurdicos que permitan mediante el anlisis, valorar el desempeo y eficiencia de la norma ambiental, el costo beneficio para la viabilidad econmica de la norma al momento de su aplicacin. Se trata de que la norma al momento de expedirse no nazca muerta, sino que sea letra viva, para la defensa de la vida.

La Agenda Legislativa ambiental requiere de anlisis, estudios de tendencias y preferencias y de efectividad que permitan saber, a partir de la experiencia cotidiana, lo que la sociedad reclama, siente y percibe de los problemas ambientales. Aunque debemos reconocer que en muchas ocasiones no se presentan ms denuncias ni se hacen ms reclamos, en razn de que no se sabe que es lo que sucede y en por ello se debe adems fortalecer los mecanismos para el acceso a la informacin y a la participacin en la toma decisiones.

PREGUNTA: Cules seran los mayores retos en materia de aplicacin efectiva de la legislacin ambiental en Mxico? Cmo han enfrentado este reto la Federacin, los Estados y los Municipios? Cules son los mayores avances en materia de descentralizacin?

Los mayores retos en materia de aplicacin efectiva de la legislacin ambiental en Mxico se centran en la reconstruccin del Estado de Derecho. Yo parto de la base de que para enfrentar los problemas ambientales es necesario tener armas efectivas para poder dar pelea a las causas que los originan. En el caso del Derecho Ambiental, a pesar de que la Legislacin ha tenido cierta evolucin, no se han desarrollado otras fuentes del Derecho, hay muy pocas resoluciones judiciales y Tesis de la Suprema Corte sobre el tema, desde el punto de vista de la costumbre, no existen mecanismos para poderla integrar.

Lo ms grave es que no se cuentan procedimientos, instituciones, organismos, que tengan como funcin resolver o por lo menos mediar en los conflictos que surgen de los problemas ambientales y los intereses contenidos en ellos. No tenemos vas de acceso a los rganos de gestin y mucho menos a los de justicia, no contamos con legitimacin procesal de los grupos ambientales no gubernamentales para demandar a los contaminadores y depredadores, tampoco para que cualquier persona lo haga.

Dira que si no reconstruimos el estado de Derecho en Mxico, la lucha ambiental es un lujo, es decir, no puedo en estos momentos creer, que los funcionarios, las instituciones y los procedimientos van a funcionar en lo ambiental, si no lo hacen en otros mbitos. Si no son capaces personas, leyes e instituciones de darnos seguridad, combatir el delito y prevenir los niveles de violencia y criminalidad, no veo cmo pueden darnos seguridad ambiental, previniendo los niveles de riesgo, que son muy altos, y que se prevenga la contaminacin, la devastacin de las selvas y bosques o aplicando sanciones administrativas o corporales. No por ser verdes se transformarn y lo que me preocupa es que todava no se ha podido valorar el efecto del deterioro del Estado de Derecho en funcin del deterioro ambiental.

El reto fundamental se centra en construir una nueva tica jurdica, en el que el problema ambiental tiene su lugar, ms no es el centro del debate, no por ser marginal, sino que al estar bajo las mismas premisas de funcionamiento del sistema se beneficiar de esta reconstruccin. Es decir, es claro que se deben reformar todas las Leyes que contienen procedimientos, tanto civiles, penales como administrativos, esto no se har porque lo requiere lo ambiental, esto es porque urge para el funcionamiento de todo el Derecho. Es claro tambin que se requiere de autoridades ambientales sin corrupcin, sin discrecionalidad, sin atender intereses, capacitadas, conocedoras de los problemas. Pero esto no es slo para lo ambiental se requiere en cualquier caso.

Con esto relaciono la segunda parte de tu pregunta ya que el reto de la aplicacin efectiva de la legislacin ambiental no ha sido enfrentado debidamente por la Federacin, los Estados y los Municipios, pero insisto, esto no slo ocurre en la materia ambiental, sino tambin en otras materias. Sin embargo creo que hay algunos retos en la aplicacin efectiva de la legislacin ambiental que son claves para poder iniciar la lucha.

Desde el punto de vista de la Federacin, se requiere de poner en practica el esquema del Artculo 27 de la Constitucin. El rgimen de bienes nacionales y su forma de administracin y gestin son fundamentales para lo ambiental. La Federacin debe fortalecer el sentido nacional de los “elementos naturales susceptibles de apropiacin” siguiendo la terminologa del artculo, la federacin debe replantearse a partir de lo ambiental, en su papel como titular de los bienes nacionales, estableciendo una poltica de gestin y administracin sustentable de ellos. Se requiere de cuidar los bienes nacionales y por ende bienes de todos, tanto de los mexicanos actuales como de las futuras generaciones de mexicanos. Si con el rgimen actual de concesiones, permisos, licencias lo estamos logrando, pues debemos seguir en esa lnea, pero si el resultado es negativo, se debe de transformar.

Las Entidades federativas, tienen que retomar, abrir espacios y construir posiciones en materia ambiental. El papel de los Estados ha sido de imitacin, de seguimiento de lo que la Federacin hace en esta materia, muy pocos han tenido el cuidado de crear su identidad ambiental o de reconocerse como tal. Esto lo puedo comprobar ya que si uno ve las Leyes ambientales de estados fronterizos o costeros, no tienen ninguna diferencia con los del centro, siguen el mismo patrn, siendo cada uno distinto y pudindolo ser en sus formas de gestin ambiental.

Sin embargo ahora los Estados y el D. F. tienen grandes retos y son los que provienen de dar contenido a las reformas de nuevas leyes “Generales” que los incluyen con funciones en sus diferentes textos, estoy hablando de la Ley General para la Prevencin y Control Integral de Residuos, de la Ley General para el Desarrollo Forestal Sustentable, el nuevo esquema de gestin por cuencas de la Ley de Aguas Nacionales, el nuevo registro de emisiones ytransferencia de contaminantes y las reformas propuestas en materia de pesca, de educacin ambiental.

En el caso de los municipios, el reto es fortalecer su estructura administrativa y fiscal para poder hacer frente al nuevo esquema que seal en materia de residuos, agua, bosques, pesca, educacin ambiental, entre otros. Los municipios con la fuerza del Artculo 115 constitucional y estas nuevas funciones se convierten en el eje de la poltica ambiental. El reto de los municipios es allegarse de recursos y stos tienen muchos elementos para ello, ya que en el mbito municipal, muchas de las acciones ambientales pueden ser autofinanciables, adems de que se convierten en parte del capital social, econmico y poltico del municipio. Un ejemplo de ello son las contribuciones por mejoras que en materia ambiental se pueden convertir en el eje del desarrollo sustentable.

En un municipio la poltica ambiental puede ser la base de la gestin pblica, el ejemplo de Curitiba, Brasil, es de destacarse e imitar. Gracias a un presidente municipal con visin ambiental pas de ser uno de los municipios ms contaminados del mundo, lugar que comparta con varios municipios mexicanos, a ser el municipio verde del planeta. Ahora empresas, tecnologas, productos, marcas, equipos, se pelean por que el Municipio los certifique, ya que se sabe que si funciona en Curitiba, es muy probable que funcione en otros lugares.

Respecto a la ultima parte de la pregunta los mayores avances en materia de descentralizacin, creo que se pueden encontrar en la forma en que se han ido desarrollando los principios contenidos en los artculos 11 y 12 de la Ley General del Equilibrio y la Proteccin al Ambiente, que por cierto fueron reformados en 2001. Bajo este esquema se salvan los problemas generados en la forma en que se concibe la concurrencia en el texto del artculo 73 XXIX G de la Constitucin.

Yo no creo que estemos frente a esquemas de descentralizacin, que para mi no es sino la forma cnica en que se concibe el rgimen federal mexicano, yo tengo ms simpata por la coordinacin, a la luz de la Ley de Planeacin y bajo los principios del artculo 116 Constitucional. Los Convenios de Coordinacin son para mi la clave para una nueva poltica ambiental.

PREGUNTA: Considera Usted que la Poltica Ambiental esta adecuadamente dimensionada en el Plan Nacional de Desarrollo y sus Programas Sectoriales? Qu opina del Programa para promover el Desarrollo Sustentable en el Gobierno Federal?Qu se requiere para transversalizar la poltica ambiental de la Semarnat a los dems mbitos de la administracin pblica federal?

La Poltica Ambiental no esta adecuadamente dimensionada en el Plan Nacional de Desarrollo debido a que la forma en que se desarrolla en sus Programas Sectoriales impide su enfoque integral, que es adems una de las condiciones que le marca el artculo 25 de la Constitucin, que seala que el Plan Nacional de Desarrollo debe ser integral y sustentable y lo seala antes de establecer los planos o categoras que adquieren los productos del Plan Nacional.

Mi opinin sobre el Programa para promover el Desarrollo Sustentable en el Gobierno Federal, esta en la misma lnea del Plan Nacional, sectorizar lo holstico es no entender a la materia ambiental. Se entiende esto a partir del esquema tanto de la administracin pblica como el de la planeacin, pero esto no quiere decir que este bien.

Quisiera decir lo contrario, es decir, que el Programa para promover el desarrollo sustentable no es sectorial, que ya permeo en todas las polticas pblicas en virtud de que es “La Poltica de Estado” que es transversal por ser la prioritaria. Que sus principios son el sustento y base de otras polticas, como la energtica, minera, industrial, agropecuaria, que no pueden ser diseadas ni aplicadas sin atender al diagnstico y a las cifras que arrojan los estudios ambientales, que la ubicacin de los asentamientos humanos, as como la regulacin de las actividades productivas y del uso del suelo en el pas se estn haciendo de conformidad y respetando cabalmente a los programas de ordenamiento ecolgico del territorio, general, regional y local. Que ninguna actividad est fuera de la normatividad ambiental ya que a todos los programas se les aplican indicadores de cumplimiento de normatividad ambiental para dar seguimiento y evaluar sus resultados y si ya se llegaron a las metas, ya que sin tomar en cuenta la variable ambiental se sabe que fracasan de antemano. Que todos los permisos, autorizaciones y licencias son acordes con los estudios que sealan su lmite de aprovechamiento sustentable, que conforme a ellos se elaboran los programas y se disean las metas, es decir, que sabemos qu queremos, a dnde vamos y en cuanto tiempo lo lograremos. Creo que soando te contest de alguna forma la pregunta y disculpa por haber despertado.

PREGUNTA: Qu opina del acuerdo por el que se fijan los lineamientos mediante los cuales se establece una moratoria regulatoria publicado en el D. O. F. el pasado mes de mayo?. Cul es el impacto de esta moratoria en la normatividad ambiental?

El Acuerdo tiene por objeto fijar los lineamientos mediante los cuales se establece una moratoria regulatoria, que consiste en suspender la emisin de regulacin por parte de las dependencias y organismos descentralizados de la administracin pblica federal, que tenga costos de cumplimiento para los particulares y que deba ser sometida al proceso de mejora regulatoria de conformidad con el Ttulo Tercero A de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo.

Cabe sealar que la mejora regulatoria es un concepto abstracto, es decir, no existe expresamente definido, creo que es lo que antes se entenda como desregulacin, ahora y de conformidad con la Ley Federal sobre Metrologa y Normalizacin y la Ley Federal de Procedimiento Administrativo, a partir de una figura denominada Manifestacin de Impacto Regulatorio MIR, se supone que se toman en cuenta aspectos metajurdicos para emitir las disposiciones administrativas. El costo de aplicacin y cumplimiento de la norma al internalizarse al costo del producto o servicio debe ser cuantificado y valorado al emitir la regulacin.

Sin embargo, desregulacin y mejora regulatoria son conceptos que nos muestran la inconsistencia de la actuacin gubernamental, que por lo menos en Mxico no ha podido definir claramente su perfil, no slo de gobierno, sino de titular y administrador de bienes nacionales. Digo esto ya que en pases desarrollados en los que la doctrina del liberalismo econmico es llevada a cabo y que adems son ahora nuestros socios, cabe este esquema de desregulacin, en el esquema neoliberal, el adelgazamiento del Estado y tener menos regulacin son algunas de sus principales caractersticas. En Mxico, la mejora regulatoria debera atender al costo y beneficio nacional, en funcin de que los bienes son de la Nacin, y no atender a los intereses de particulares, que no propietarios, de bienes que son patrimonio nacional y que el costo de su cuidado implica poner o no en riesgo a las futuras generaciones de mexicanos.

Yo estara de acuerdo con el Acuerdo del 12 de mayo si se entendiera como mejora regulatoria que se atendiera a los costos ambientales, que finalmente tendran ms efectos que el econmico. El Acuerdo define a la Regulacin como los actos administrativos de carcter general que expidan las dependencias y organismos descentralizados, tales como acuerdos, normas oficiales mexicanas, circulares, lineamientos, criterios, metodologas, instructivos, directivas, reglas, y cualesquiera de naturaleza anloga a los actos anteriores, y que impliquen costos de cumplimiento para los particulares.

Me temo que ninguna de las MIR pueden definir esta situacin, en materia ambiental, sobre todo porque en estos costos no se atienden a los costos indirectos como los pasivos ambientales que se forman al dejar de llevar a cabo acciones de remediacin, restauracin, reparacin y limpieza, o los efectos sinrgicos de algunas acciones, o no se tiene bien cuantificado ni los servicios ambientales ni los daos ambientales. Y no pueden tenerlo en cuenta ya que los criterios no son los del valor ambiental, sino de un valor de precios del mercado que por superficial y falaz no puede ser un indicador para tasar este tipo de acciones.

Haciendo un breve recuento de las normas y acuerdos que estn bajo el decreto de moratoria se encuentran a: la NOM-042-SEMARNAT-2003 Que establece los lmites mximos permisibles de emisin de hidrocarburos no metano, monxido de carbono, xidos de nitrgeno y partculas provenientes del escape de los vehculos automotores nuevos cuyo peso bruto vehicular no exceda los 3 857 kilogramos, que usan gasolina, gas licuado de petrleo, gas natural y diesel, as como de las emisiones de hidrocarburos evaporativos provenientes del sistema de combustible de dichos vehculos. Programa de Conservacin y Manejo de la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Ro Colorado; el Aviso por el que se informa al pblico en general que el Consejo Nacional de reas Naturales Protegidas, ha emitido opinin favorable para incorporar el Parque Nacional Cabo Pulmo, Estado de Baja California Sur, al Sistema Nacional de reas Naturales Protegidas, en virtud de que por su biodiversidad y caractersticas ecolgicas, es considerado de especial relevancia en el pas; el Acuerdo por el que se modifican diversas disposiciones del que establece las Reglas de Operacin para el otorgamiento de apoyos del Programa para el Desarrollo de Plantaciones Forestales Comerciales (PRODEPLAN) publicado en el Diario Oficial de la Federacin el 26 de marzo de 2003; o. Acuerdo por el que se delega a favor de los Delegados de este rgano Desconcentrado en las Entidades Federativas y en la Zona Metropolitana del Valle de Mxico, la facultad del titular de la Procuradura Federal de Proteccin al Ambiente, para celebrar convenios y acuerdos de colaboracin, coordinacin y concertacin con los gobiernos de los Estados, sus Municipios, el Distrito Federal y sus Delegaciones Polticas; as como con instituciones de educacin media, superior y posgrado, en las materias competencia de esta Procuradura.

Como puede apreciarse hay de todo, pero creo que lo ms importante est cuando uno se pregunta cul es el objeto de la mejora regulatoria y si ste es tener mejores normas que no se aplican, que nadie conoce, y cuando digo nadie, muchos funcionarios, jueces, ministerios pblicos estn incluidos, que nunca sern letra viva, pues no nos debe de preocupar mucho los efectos del decreto ya que con el o sin el, si la normatividad ambiental no se aplica no tendr efecto alguno.

PREGUNTA: Cul ha sido el impacto de la crisis econmica y, junto con ella, la crisis fiscal a la poltica ambiental nacional e internacional?

Yo mas bien replanteara la pregunta cambiando su estructura, para mi la crisis econmica no es sino el efecto de no haber atendido a tiempo y con recursos los problemas ambientales. Las crisis econmicas se dan a partir de la crisis energtica, y esta se debe a que los hidrocarburos son recursos naturales no renovables, su tasa de rendimiento, la forma en que se mueven las reservas y por ende los precios de la energa en el mercado, se deben a que su agotamiento esta cerca. Una economa que se basa en esta absurda situacin, es claro que no es sostenible ni poltica, ni econmicamente, sin embargo la sociedad no ha tomado conciencia real de esta situacin, creemos que el estilo de vida actual ser el mismo durante mucho tiempo, pero insisto es insostenible, no podemos seguir operando con energa no renovable y desafortunadamente tampoco con la alternativa como la elica y la solar que si bien nos pueden alumbrar y mover un poco, no pueden sostener las industrias.

Otra de las causas ambientales de la crisis econmica se debe al mal manejo de los recursos naturales, en especial del agua. El agua es un componente en todos los productos, ahora en Europa est de moda hacer el clculo de cuantos metros cbicos se requieren para producir automviles, trenes, computadoras e incluso hay un movimiento que propugna porque se integre en la etiqueta el volumen requerido para su fabricacin y el costo en agua del producto.

El agua se relaciona con al economa y con las actuales y futuras crisis de ella ya que es un recurso que se encuentra en todos los productos pero que es considerado como gratuito y marginal. Cuando el valor de los productos y hablo de alimentos, de bebidas, de vestido, es decir de los llamados productos bsicos, integre el valor real del agua incluyendo su valor de depuracin, estaremos ante precios reales que sern impagables por las mayoras. Se dice que el agua costar ms que la gasolina, yo afirmo que ya cuesta ms, ya que si comparamos el precio de litro y medio de agua embotellada con el de litro y medio de gasolina y en la comparacin incluimos el costo de produccin de uno y otro, el agua es ms cara ya que no es gran ciencia extraerla y potabilizarla, sin embargo la gasolina pasa por lo menos por cinco procesos para tener su calidad de venta en la gasolinera. Y no estoy hablando del agua de nuestra toma domiciliaria que desde hoy no pagamos en su costo real. Segn datos de la OCDE 2003, en estos momentos el promedio de lo que pagamos por metro cbico es de $1.73 pesos, el costo real para que se nos de abasto es de $5.00 pesos, si atendemos a que el costo de alejamiento y depuracin, es decir del servicio de drenaje, y tratamiento de agua es del doble, el costo real por metro cbico sera de diez pesos. Pero no hay que preocuparnos la diferencia la pagarn nuestros hijos si es que llegan a tener agua para poder comprarla y dinero para poder pagarla.

La crisis fiscal que impide a la poltica ambiental ser aplicada a nivel nacional e internacional, se debe al desfase entre ecologa y economa, yo creo que los economistas son ecologistas despistados, ya que no se pueden administrar los recursos escasos sin conocer los lmites de ellos. Cmo puedo pensar en vender hamburguesas, sin saber: si cuento con agua, para que se rieguen los pastos, en dnde se supone que comer el ganado, y me cuesta trabajo creer que Ronald Mc Donald base su negocio en estos razonamientos. Durante algunos aos no slo no se lo plante sino que se fue por el camino fcil, arraso con las selvas centroamericanas para tener suficiente carne, pero tambin se empezaron a agotar. Por ello s que pronto se lo plantear, ya que nadie con un mnimo de inters, y conste que no estoy diciendo de conciencia, sino de inters que puede ser an el econmico, mata la gallina de los huevos de oro. Como puedo vender hamburguesas, si ya no hay agua, que riegue los pastos, para que coman las vacas que voy a vender.

Creo que para terminar debemos de ser optimistas, el Derecho Ambiental, la economa ambiental, la gestin ambiental, la poltica ambiental, no son sino la punta del iceberg de una nueva forma de ser y de deber ser, creo y espero la vida del mundo futuro y no me queda duda de que para ello y parafraseando a Barbara Ward, “Tenemos el deber de la esperanza”




 
   
 
Montecito Núm. 38 Piso 35, Oficina 15, Col. Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
T: (01-55) 33-30-12-25 al 27 F: (01-55) 33-30-12-28 CE: [email protected]
 
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © CENTRO DE ESTUDIOS JURÍDICOS Y AMBIENTALES A.C.