Ingrese sus datos para entrar
 
USUARIO
CONTRASEÑA
Regístrese a nuestro boletín y reciba las novedades del CEJA
Nombre: Email:
 
 
Publicaciones



    La era del Hidrgeno
 


Iln Adler,

Ya lo dijo Julio Verne, hace 125 aos, en su libro “La Isla Misteriosa”. Que el agua algn da sera utilizada como combustible, y reemplazara al carbn en fuerza y potencia. Lo que para muchos ha sido una especie de sueo, una fantasa, pudiera muy pronto ser realidad. La tecnologa existe y ha sido comprobada. Es posible obtener un combustible del agua pura, y luego utilizarlo para mover automviles, trenes y hasta aviones, adems de obtener electricidad y calefaccin. Y como es de esperarse, el producto de “desecho” no es ms que vapor de agua. Adis a los contaminantes, al smog eterno de la ciudad de Mxico, y al calentamiento global. El nombre del actor principal es Hidrgeno.

Pero qu es el Hidrgeno y cmo se obtiene? Y cules son los obstculos para lograr convertir una economa petrolera a una de Hidrgeno? Empecemos por el principio. Por la tabla peridica de los elementos, la que nos ensearon en la escuela.

El Hidrgeno es el elemento nmero uno en la tabla, esto quiere decir que tiene un solo protn y, en la mayora de los casos, un solo electrn. Es el elemento ms sencillo conocido de la naturaleza, por lo tanto, el ms ligero de todos. Se encuentra en el agua, en el aire, y en pequeas cantidades dentro de la corteza terrestre.

El agua, como todos bien saben, se compone de dos elementos, H2O (dos partes de Hidrgeno por una de Oxgeno). O sea que si tan slo encontramos una manera de separar los tomos del agua, obtendremos Hidrgeno. Esto se logr hace ya muchos aos, el procedimiento se llama electrlisis y consiste en pasar una corriente elctrica a travs de un recipiente con agua, la cual se separar en sus gases componentes bajo la influencia de la corriente. Los tomos de Hidrgeno se irn a uno de los “terminales”, dado que son elctricamente positivos, y los de Oxgeno se desplazarn hacia el terminal “negativo”. (Recuerden una batera o pila, que tiene dos extremos, positivo y negativo, por donde circula la energa). Este sencillo principio es una de las maneras para obtener Hidrgeno y se puede aplicar en gran escala. La energa elctrica para realizar la electrlisis puede, y debe, venir de fuentes renovables, para garantizar un proceso 100% limpio. Energa solar, elica (turbinas de viento), geotrmica, son todas opciones viables.

Y bien, vamos con el segundo paso. Qu hacemos con este Hidrgeno una vez que lo tenemos bien envasado en forma gaseosa? Ya en los pioneros aos 70, cuando la crisis petrolera amenazaba el mundo en dos ocasiones, y el prospecto de que el petrleo se acabara pronto surga como un espectro en el destino de la humanidad, algunos cientficos visionarios comenzaron a plantear sus ideas. En esta poca, Bragi Arnason, el profesor islands apodado hoy da como “Profesor Hidrgeno”, desarroll los primeros prototipos de coches que quemaban Hidrgeno gaseoso en sus pistones en lugar de gasolina. En 1978 sus publicaciones fueron llamadas “estpidas” por algunos de sus colegas. Actualmente, es considerado uno de los genios visionarios de una nueva tecnologa. En el otro lado del mundo, en los Estados Unidos, Roy McAllister, un ingeniero preocupado por la contaminacin y el destino del ser humano, realizaba sus propios experimentos. Patent una multitud de maneras novedosas de extraer y utilizar este combustible. Acompaado por un pequeo equipo de aficionados y poco populares entusiastas, construy una de las primeras “camionetas” funcionando ntegramente a base de Hidrgeno. Pocos aos despus surgi la Asociacin Americana de Hidrgeno, que opera hasta el da de hoy en Phoenix, Arizona.

La crisis petrolera pas, y con ella una valiosa oportunidad se fue. El gobierno norteamericano dej de apoyar las iniciativas hacia las energas alternativas, y se aboc a un camino ms convencional, enfocndose en el desarrollo a base de petrleo. Lo mismo ocurri con muchas empresas de autos, que oportunamente “guardaron en el cajn” una multitud de proyectos afines, esperando momentos ms propicios para sacarlos.

Ese momento lleg en este nuevo milenio, con una mayor conciencia acerca de los peligros de la contaminacin, y la amenaza de una nueva guerra. El conocimiento de que el petrleo genera desigualdad, favoreciendo a los que tienen acceso directo a l y limitando a los dems, se ha hecho evidente con el pasar de los aos. La nueva era energtica se esta empezando a sentir en el mercado de inversiones: billones de dlares del gobierno americano acaban de ser destinados a la investigacin en tecnologa de Hidrgeno. Islandia, en un consorcio multinacional que incluye empresas petroleras y multinacionales, est comprometida en volverse la primera nacin del mundo que depender de Hidrgeno para sus necesidades de transporte y energa. Un proyecto de gran envergadura. Lo mismo esta pasando dentro de otros pases, y en los planes internos de empresas fabricantes de autos como Daimler/Chrysler, BMW, GM y Honda, entre otros. Todas estas compaas ya han desarrollado prototipos, a nivel de prueba, a base de Hidrgeno.

Existen hoy da, dos maneras de utilizar este combustible. Una es quemndolo directamente, alimentndolo a un motor de combustin interna, (como lo hara un motor convertido a gas natural, por ejemplo) y la otra, ms interesante aun, es utilizando un dispositivo denominado “Fuel Cell” (celda de combustible) que mediante reacciones qumicas, genera electricidad al combinar Hidrgeno comprimido con Oxgeno. Esta electricidad se puede utilizar luego para una infinidad de usos, desde mover un vehculo, hasta iluminar una ciudad o calentar una casa. De hecho, los prototipos presentados por las compaas de carros, como Honda y General Motors, funcionan con este tipo de celdas. El modelo HyWire de GM, por ejemplo, consta de una “patineta” donde est montada la celda, la batera y el mando, con los tanques de Hidrgeno en la parte de atrs. Los coches de Hidrgeno presentan esta ventaja adicional: los materiales y componentes del motor son ms sencillos y ocupan menos espacio, lo que permite una mayor flexibilidad en el diseo. La limitante sigue siendo cmo construir las celdas con materiales accesibles, de mnimo impacto ecolgico, y a bajo costo. Hoy da la mayora se fabrican con Platino, un elemento costoso y difcil de conseguir. Los investigadores siguen trabajando en la bsqueda de nuevos materiales.

Las opciones son esperanzadoras hasta el momento, en la medida que se invierta ms dinero en investigacin, y empiece a haber un mayor inters por parte del mercado, comenzarn a surgir las soluciones a todos los problemas y obstculos que se presenten. Despus de todo, el petrleo en sus inicios tambin presentaba miles de inconvenientes y dificultades, desde su extraccin hasta el transporte y la refinacin, que se fueron resolviendo gradualmente. Esto pasa con todas las tecnologas nuevas. La diferencia fundamental est en que mientras el petrleo an no ha resuelto su mayor dilema - que hacer con los productos de desecho - el Hidrgeno podra resolver el asunto de la contaminacin de una vez por todas. Al fin y al cabo, su nico “desecho” es el agua.




 
   
 
Montecito Núm. 38 Piso 35, Oficina 15, Col. Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
T: (01-55) 33-30-12-25 al 27 F: (01-55) 33-30-12-28 CE: [email protected]
 
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © CENTRO DE ESTUDIOS JURÍDICOS Y AMBIENTALES A.C.