Ingrese sus datos para entrar
 
USUARIO
CONTRASEÑA
Regístrese a nuestro boletín y reciba las novedades del CEJA
Nombre: Email:
 
 
Publicaciones



    Agua para el Distrito Federal: Retos y Propuestas
 


Por Martha Delgado Peralta

La Ciudad de Mxico enfrenta el enorme reto de proveer de agua a ms de 12 millones de habitantes para los prximos 10 aos. Aunque la tasa de crecimiento para el Distrito Federal se estima en menos de un uno por ciento anual, la principal problemtica se vivir en la colindancia con el Estado de Mxico que se prev tenga un crecimiento poblacional de 3.3 por ciento anual.

Dado que ambas zonas se abastecen de las mismas fuentes, en el futuro habr que enfrentar una demanda de agua conjunta que aumentar a razn de 0.72 m3/s cada ao o 7.2 m3/s adicionales para toda la dcada, situacin que refleja un problema de dimensiones maysculas.

El reto no es fcil ya que la gestin del agua del Distrito Federal debe considerar el descontento social de las poblaciones que se asientan en los caudales de donde se extrae el agua que se enva a la ciudad, que demandan el recurso para el suministro de sus propios habitantes.

Tal es el caso del Estado de Mxico, cuya poblacin indgena asentada en las inmediaciones del Sistema Cutzamala reclama a la Comisin Nacional del Agua y al Distrito Federal inversiones para infraestructura hidrulica local y para proyectos de desarrollo regional sostenible que permitan la conservacin de la cuenca, y del propio gobierno del Estado que amenaza con cancelar el envo de ms agua para la ciudad.

Lo cierto es que resulta irracional que se siga planteando como solucin viable para dotar de agua a todos los capitalinos, traer agua de otras Cuencas, bombearla para subirla ms de dos mil metros, con el costo energtico que esto representa, para finalmente perder el 37% del agua en fugas, no tratarla ni reusarla y regresarla sucia a otro estado vecino (Hidalgo).

Es as como la gestin del agua en el Distrito Federal nos plantea un problema que abarca aspectos de carcter urbano, ambiental, econmico, social, cultural, fiscal e institucional. As como la urgente necesidad de contar con una coordinacin entre legisladores, autoridades y representantes de distintos sectores sociales, para disear una estrategia que permita una mejora significativa en el manejo del recurso hdrico de la Cuenca del Valle de Mxico.

En marzo del 2004 la Asamblea Legislativa del Distrito Federal cre la Comisin Especial para la Gestin Integral del Agua, la cual tiene la misin de trabajar con una visin de mediano y largo plazo para alcanzar una gestin integral del agua, que permita garantizar el suministro al 100% de la poblacin sin poner en riesgo el abasto para las futuras generaciones, as como para mejorar la calidad del recurso hdrico.

La Comisin Especial para la Gestin Integral del Agua tiene seis prioridades y lneas de accin a seguir en esta III Legislatura:

El fortalecimiento institucional y administrativo del Sistema de Aguas, considerando los roles y participacin de las demarcaciones territoriales, de la sociedad civil y de la empresa privada en la gestin integral del agua.

El desarrollo de mecanismos para la autosuficiencia financiera del Sistema de Aguas del Distrito Federal, y la captacin de recursos para el desarrollo y mantenimiento de la infraestructura hidrulica y la conservacin del recurso agua en la Ciudad de Mxico, incluyendo la reestructuracin de las tarifas para el cobro equitativo del agua.

La promocin de una gestin metropolitana del agua logrando la coordinacin entre entidades federativas, rdenes de gobierno y poderes, para el desarrollo de una poltica hidrulica de consenso en la Zona Metropolitana del Valle de Mxico.

Ofrecer a las Comisiones competentes comentarios y observaciones a las propuestas con punto de acuerdo e iniciativas relacionadas con el manejo del agua que se presenten al Pleno de la Asamblea, y elaborar una memoria de los trabajos de la Comisin.

La exploracin de tecnologas y estrategias para la sustentabildad en el manejo del agua (recarga de mantos acuferos, calidad del agua, reparacin de fugas, ampliacin de la red de abastecimiento, ahorro, reuso del agua, captacin de agua de lluvia, tratamiento de aguas residuales, reformas jurdicas para incorporar estmulos para que los usuarios industriales y comerciales promuevan programas de ahorro, etc.), y

El diseo de una estrategia de suministro sustentable del agua, en la que se desarrollen iniciativas orientadas a otorgar el servicio en calidad y cantidad a toda la poblacin del Distrito Federal, conservando paralelamente las fuentes de abastecimiento y los sistemas naturales de recarga del acufero.

El rostro del agua

En las ltimas dcadas la disponibilidad per cpita del recurso hdrico que provee la Cuenca del Valle de Mxico decreci 46 por ciento. La demanda sigue aumentando mientras la disponibilidad del recurso hdrico en el acufero se reduce ante los graves signos de sobre explotacin, que se calculan en un 130 por ciento.

El caudal aportado al Distrito Federal, de fuentes ubicadas en el Estado de Mxico representa 50% (117 metros cbicos por segundo) de su abasto, que significa 565 millones de metros cbicos anuales. De estos, 303, provienen de la cuenca del Ro Balsas, 148 de la Cuenca del Lerma y 114 de la Cuenca norte del Valle de Mxico.

Se estima que la cuenca del Pnuco y la del Valle de Mxico, estn sobre explotadas con ms de 200 pozos perforados, situacin que afecta a los municipios de Chiautla, Ecatepec, Melchor Ocampo, Jaltenco, Valle de Chalco, Coyotepec, Nezahualcyotl y Chalco, entre otros.

Hoy en da quedan menos del 1% de los depsitos lacustres del Valle de Mxico que se estima tuvieron una extensin original de mil 575 km2 y que eran alimentados con un volumen de agua de 400 Mm3/ao con aportes del ro Cuautitln (originado en la Sierra de las Cruces); de las avenidas de Pachuca; del ro Magdalena, procedente del Ajusco; as como de Tenango y Tlalmanalco, provenientes del Iztacchuatl.

Debido a la sobreexplotacin del acufero en la parte central del Distrito Federal se registra un hundimiento de 10 a 15 centmetros por ao; otra situacin que amenaza la subsistencia de los depsitos lacustres son las invasiones al suelo de conservacin, que afectan gravemente la recarga del acufero. Se calcula que existen ms de 700 asentamientos irregulares que ocupan aproximadamente 3 mil hectreas, con una poblacin cercana a los 200 mil habitantes, por lo que las reas que estn en proceso de urbanizacin cubren aproximadamente el 16% del Suelo de Conservacin.

Estas invasiones lejos de frenarse siguen creciendo, lo que representa que en los prximos 10 aos podran perderse 13.62 Mm3/ao de recarga, que tendrn que sustituirse con caudales provenientes de fuentes externas que tambin aumentan su densidad demogrfica y demandan la dotacin de servicios de agua potable para sus poblaciones.

El esquema que se aplica para frenar el crecimiento de las invasiones sigue siendo tmido, y se sugiere el contubernio de las autoridades responsables de proteger el suelo de conservacin, con las mafias que promueven las invasiones hormiga.

Las zonas que muestran mayor velocidad en el crecimiento de los asentamientos irregulares en el Distrito Federal son el Ajusco Medio, San Andrs Topilejo en Tlalpan, as como Xochimilco (donde se ha observado un impresionante avance de la mancha urbana en los ltimos tres aos). Tambin es notoria su expansin en el corredor de pueblos de Tlhuac, en la zona que colinda con los lmites de Chalco y Xico, que es un rea cercana a los humedales sujeta a constantes invasiones.

Esto es un asunto que la ciudad debe resolver de manera inmediata, ya que por las caadas del Suelo de Conservacin escurren 3.4 metros cbicos de agua por segundo, que representan mas de 1.5 veces la demanda de agua de los prximos diez aos del Distrito Federal.

Si consideramos que cada metro cbico que se pierde localmente para el abasto de la ciudad tendr que ser sustituido por igual volumen de una fuente externa, la ciudad nunca dejar de destinar fuertes cantidades de dinero para garantizar el abastecimiento de la poblacin, cuyo costo es hasta cinco veces mayor que la inversin que se requiere para substraer agua de los depsitos lacustres.

Reestructuracin de las tarifas

Poco se ha podido avanzar en la reestructuracin equitativa de las tarifas de cobro de agua, as como para eficientar la recaudacin por el pago de derechos. Actualmente el 99.25 % de las personas que reciben agua en sus domicilios tienen subsidio, incluyendo a las personas que viven en las colonias residenciales.

El Gobierno del Distrito Federal slo logra cobrar 29% del agua suministrada, de un padrn de consumidores de cerca de un milln 800 mil usuarios, de los cuales 100 mil pagan el equivalente a 90% del total del monto de recaudacin por el cobro del servicio. As, los usuarios no domsticos (industria y comercio) son quienes realmente subsidian a los que no pagan o quienes consumen agua barata.

Del subsidio de 10 pesos por metro cbico de agua potable, el gobierno de la Ciudad slo logra recuperar dos pesos. Se estima que dos de cada tres usuarios de la red de agua de uso domstico - que son 64% del total del padrn - pagan diariamente por el servicio $60.00 bimestrales.

Cabe sealar que por cada metro cbico que el gobierno capitalino cobra en $1.20, lo paga en $8.00 si ste se extrae del sistema Cutzamala, principal abastecedor de la Ciudad de Mxico.

En tanto que estudios del Instituto Latinoamericano de la Calidad del Agua (ILCA), sealan que del padrn de los consumidores de agua, slo 25% paga, otro 25% se abastece de tomas clandestinas, medidores alterados o son usuarios morosos y 50% del lquido se pierde en fugas.

Propuestas inaplazables

Para abordar algunas propuestas que pueden ser viables y que pueden llevar a la ciudad a un manejo integral de sus recursos hdricos, es necesario considerar elementos como la relacin de los ciudadanos con el agua, el dispendio, el consumo, la calidad y entender como sociedad que el agua es un elemento vital que involucra a todos los sectores.

La Comisin Especial para la Gestin Integral del Agua (CEGIA) trabaja en este momento una propuesta de reestructuracin de las tarifas por derechos del agua, con la intencin de que los subsidios que otorga el Gobierno del Distrito Federal se dirijan a los sectores que ms lo necesitan.

Por ejemplo, esta reestructuracin de tarifas podra plantear que el 28% de la poblacin que vive en colonias residenciales, tenga un incremento en sus tarifas y el 72% de la poblacin que vive en colonias populares siguiera con las tarifas actuales. No se trata de subir el costo del agua, sino de quitar el subsidio a quienes tienen un mayor poder adquisitivo.

Desde la Asamblea Legislativa del Distrito Federal tenemos la disposicin de configurar un proyecto de gestin del agua descentralizada, subsidiaria, y equitativa. Por ello, resulta indispensable descentralizar al Gobierno del Distrito Federal la administracin del agua, y obligar a las autoridades competentes a una coordinacin metropolitana del recurso.

Tambin necesitamos un esquema financiero capaz de hacer que la recaudacin, las tarifas y los costos de operacin sean congruentes entre s, y apoyar la nueva gestin en una cultura del agua que nos permita el ahorro de altos volmenes, el reciclaje del agua y el uso de aguas residuales.

Para hacer autosuficiente el Sistema de Aguas de la Ciudad de Mxico, es indispensable tener una eficiencia recaudatoria que pase del 50% a un 90 o 95% y disear un mecanismo financiero que permita reinvertir los recursos del agua en el agua.

Resulta inaplazable incrementar el saneamiento de las aguas residuales urbanas e industriales e incrementar su reuso. La poblacin del Distrito Federal vierte 34 m3/s de aguas residuales sin tratamiento alguno, por lo que este gasto puede usarse para satisfacer demanda de usos que no requieran de agua potable como son el riego de reas verdes, llenado de lagos y fuentes (recreativos, cinegas, zona chinampera), deportivos, riego agrcola, giros industriales que no requieren agua potable, etc.

En el contexto de una poltica sustentable del manejo de los recursos naturales, se debe promover la idea de la gestin del agua a partir de la subsidiariedad y la solidaridad, pues las polticas se han concentrado en el mantenimiento y se ha dejado de lado la aplicacin de nuevas tecnologas, que representan una ventana para la proteccin de los recursos hdricos.

El tema es complejo y las soluciones se antojan difciles, pero la ciudad ya no tiene tiempo para postergar las medidas que nos permitan a los habitantes del Distrito Federal, contar con agua de calidad y a precios justos. El Distrito Federal no solamente est en esa posibilidad, sino tambin en la oportunidad de implementar una poltica de autosuficiencia hdrica que nos permita dejar de depender de fuentes externas para satisfacer nuestras necesidades.

Ante la realidad del dficit de agua que padece la ciudad de Mxico, es urgente sanear las finanzas del Sistema de Aguas del Distrito Federal para cubrir las ineficiencias con que operan los servicios de suministro de agua y de alcantarillado, y estar en la posibilidad de revertir el rezago.

Es de vital importancia planear una estrategia integral para el abasto de agua y su aprovechamiento sustentable, que desarrolle alternativas para toda la Zona Metropolitana de la Ciudad de Mxico.




 
   
 
Montecito Núm. 38 Piso 35, Oficina 15, Col. Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
T: (01-55) 33-30-12-25 al 27 F: (01-55) 33-30-12-28 CE: [email protected]
 
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © CENTRO DE ESTUDIOS JURÍDICOS Y AMBIENTALES A.C.